Forlán: «Mi favorito es Brasil. Luego España y Alemania. Y cuarto Argentina»

Como Gardel, no saltó a la fama en Uruguay, sino en Argentina, en Independiente y no en su amado Peñarol. Sencillo y eficaz hablando y pegando a la pelota. Su momento mundial fue el Balón de Oro de Sudáfrica 2010.

Texto Enzo Olivera | Fotografías Franco Olivera y Cordon Press.- Saborear un mate amargo. Cerrar los ojos. Sentir la brisa del Río de La Plata. Mantenerlos cerrados. Oír a Carlos Gardel en una tienda de vinilos. Caminar por la Avenida 18 de Julio, la gran arteria capitalina. Es eso. Es discutir con todo el mundo. Todos son críticos, entrenadores y columnistas. Caminar por la Ciudad Vieja es comer una parrillada. Es ir a un kiosco y leer la portada de El País o La República: ‘Volvé Diego’. Porque Peñarol quiere la vuelta del ídolo. Sin embargo, la historia acaba con el ex del Atlético y Villarreal en Hong Kong. “¿Y qué querés? Estaba cansado del día a día de acá. Muchos problemas hay en el Uruguay”, balbucea el taxista mientras nos da el cambio. Caminamos y paramos por un café. El camarero argumenta la tesis: “Acá en el Uruguay hay mucho chanta (alguien de quien desconfiar). Seguro que Forlán se cansó. Hay mucho versero, mucha poesía…

“Gracias al fútbol, a los uruguayos nos conocieron en el mundo”, decía Mario Benedetti. Ni poetas, ni científicos, ni políticos. No. Uruguay es el fútbol ¿Qué hubiese sido de Diego Forlán sin la pelota de trapo? Porque aquel gurí (niños en Uruguay), que era un formidable tenista que pudo haber proyectado su carrera en la arcilla, eligió al césped ¿Por qué? “En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol. No puede cambiar de pasión”, la célebre cita de Eduardo Sacheri lo explica. Porque el abuelo de Diego, Juan Carlos Corazzo, fue seleccionador campeón de América en 1957 y 1967. Porque el padre de Diego, Pablo Forlán, ganó el mismo trofeo en 1967 como jugador. Además de la Copa Libertadores e Intercontinental en 1966 con Peñarol. Esos colores que tiñeron la piel de Diego, del gurí mirando desde abajo al padre y al abuelo con lágrimas en los ojos. La pasión que el propio 10 definió así, cuando levantó el máximo trofeo continental en 2011 con la celeste: “Esta copa la ganó mi abuelo, mi padre y ahora puedo levantarla yo”.

Irás al Mundial, pero esta vez como comentarista televisivo
¿Cómo es ver a Uruguay ahora desde la distancia?
Es difícil, porque estar fuera supone un nerviosismo mayor. Pero tranquilo, sé lo que es el fútbol y veo que la selección está en un gran momento y hay muy buenos jugadores. Eso me da paz.

En Uruguay todo el mundo se agarraba la cabeza antes del sorteo. Siempre tocaban grupos duros. Rusia, Egipto, Arabia Saudí… El mejor escenario posible… ¿Firmabas el grupo antes?
Creo que nos tocó un buen sorteo. Bueno para Uruguay porque dentro de los pronósticos te podía tocar un grupo más duro.  Obvio, hay que respetar a todas las selecciones, pero creo que es un grupo accesible. Después, hay que ver los cruces, pero esto es fútbol, por más que uno pueda contar con un buen plantel hoy en día cualquiera le puede ganar a cualquiera y el nivel es muy alto en un Mundial. Nadie te regala nada, por más que el equipo esté fuerte.

Uruguay siempre se complicó en ir de grande a pequeño… Siempre resultó mejor ir desde la humildad. De David a Goliat. ¿Es peligroso ser el favorito del grupo?
Es cierto lo que decís, es así. Siempre nos vino mejor. Pero lo real es que es un buen grupo porque aunque tenés al anfitrión que es Rusia, una selección dura y complicada, estamos bien. El favorito es Uruguay. Tenés Egipto que tiene a Mo Salah que es un enorme jugador y se encuentra en un grandísimo momento. Luego tenés a Arabia Saudí, que ha mejorado mucho su nivel futbolístico con ligas en donde se nutren de jugadores de Sudamérica y de Europa, y cada vez aprenden más y evolucionan. Hay que tener respeto por todos. Pero tenemos que tomar ese rol con altura de miras y responsabilidad de hacer un buen Mundial.

¿Cuáles son tus favoritos en el Mundial?
Las potencias se repiten porque tienen historia, categoría y calidad. Pongo a tres equipos. Primero Brasil, luego España y Alemania. Por ejemplo, en el caso de Uruguay, lamentablemente existe la probabilidad de enfrentarse a España en octavos de final y no sería bueno. No es que Uruguay se sienta inferior a España, pero es una realidad que España tiene un gran equipo. Hay que jugar con todas las selecciones. Y bueno, también pongo a Argentina, que siempre es candidato, tienen a Messi que es el mejor futbolista del mundo y tienen una selección con hombres de mucha calidad, pero hay que ver cómo llega cada uno de sus futbolistas.

¿Te molestó que se haya dudado de la capacidad goleadora de Luis Suárez?
A Luis lo veo impresionante. Le tapó la boca a muchos que lo criticaron en un mal momento que tuvo. Ha sido fundamental en la gran temporada del Barcelona. Nadie puede dudar de la capacidad goleadora de Luis y de lo que significa para el Barcelona y para Uruguay hoy en día. Va a llegar de gran forma al Mundial.

¿Cómo ves el fútbol de hoy?
Dinámico, rápido. Se emparejó mucho más. En el fútbol actual ya no entra la historia, los nombres y los apellidos. Hoy en día todo está mucho más equitativo en cuanto a la información que hay de los equipos, información vital para los cuerpos técnicos a la hora de preparar los partidos. Hoy podés llegar a perder con equipos que en el papel son inferiores, pero que ese partido lo ganaron más por preparación e información, que por talento. Por ejemplo, Holanda e Italia quedaron fuera del Mundial.

¿Qué significa para ti la Copa del Mundo?
Es lo más importante. Para mí es todo, están las mejores selecciones, los mejores equipos. Para los que aman el fútbol y sienten la pasión de este deporte como un estilo de vida como yo, es lo más importante que puedes vivir en tu carrera. El mundial me emociona, representar a tu país, ponerte la camiseta, escuchar el himno, estar en el camarín emocionado con tus compañeros y ver
la charla del entrenador, salir del túnel, mirar a tus compatriotas…
Es todo lo que soñaste cuando eras pibe, es un sueño cumplido, yo
lo viví...**

**En kioskos el lunes.
Para suscriptores: Van de camino. Suscríbete aquí: https://revistalibero.com/pages/suscripciones
Disponible en Apple Store y Google Play y en librerías en casi todas las capitales españolas. Busca aquí la más cercana: https://revistalibero.com/blogs/contenidos/donde-encontrar-el-nuevo-numero-de-libero

*texto completo en líbero 25