Leiva: «Granero es el triunfo de la normalidad, es el futbolista de los músicos»

Saltan de Mourinho a la inteligencia artificial y de David Trueba a Guti como el que se pasa la pelota al primer toque en un rondo. Hay complicidad, poco postureo, mucha verdad y una gran complicidad entre dos madrileños muy auténticos.

Diego Barcala.- Dice Quique González en ‘Me lo agradecerás’: “Los hinchas se motivan en los alrededores del estadio. Tú sigues insistiendo en que no tiene nada que ver contigo”. Y así es como se expresa Esteban Granero (Madrid, 1987) sobre su vida, el fútbol, los futbolistas, el público o los entrenadores. Un tipo corriente capaz de reflexionar entrando y saliendo de los focos con absoluta naturalidad. Una tranquilidad irresistible para sus amigos que encuentran en el centrocampista un aliado fiel para cualquier tipo de conversación. Entre sus afortunados acompañantes se encuentra Leiva (Madrid, 1980) con el que a simple vista se aprecia que comparte valores y códigos. Fue el primero en visitarle cuando se lesionó la rodilla y se aconsejan mutuamente sobre proyectos profesionales como la idea del jugador de mandar una muestra de las primeras versiones de las canciones a los compradores del nuevo disco de Leiva: ‘Nuclear’. Su amistad dura ya más de una década. 

«En Esteban hay algo que me conmueve mucho que es el triunfo de la normalidad. Y la otra es que los dos últimos chirlos de falta que has metido con el Espanyol los hemos entrenado juntos. Es el futbolista de los músicos» Leiva.

La temporada de ambos está llena de ilusión, uno por el nuevo disco y el otro por una campaña donde las cosas están saliendo en el césped. La química entre ambos es tal que Leiva no sólo destaca la naturalidad de Granero sino también el que hayan dado resultado sus ensayos. "En Esteban hay algo que me conmueve mucho que es el triunfo de la normalidad. Y la otra es que los dos últimos chirlos de falta que has metido con el Espanyol los hemos entrenado juntos», confiesa el cantante. En esta charla ambos comparten y comparan profesiones. 

La dureza del banquillo es una de las cuestiones que más destaca el centrocampista perico en relación a la comparación con subirse al escenario o no. "Cada vez que no estás, es una buena hostia. Y eso te puede pasar cada tres días durante 11 meses. Puede ser muy duro. Todos hemos estado en situaciones de jugar menos pero cuando tienes recorrido y ves a los chavales que se van quedando fuera contínuamente intentas ayudar porque se sufre mucho", asegura.

«Cada vez que no estás, es una buena hostia. Y eso te puede pasar cada tres días durante 11 meses. Puede ser muy duro. Todos hemos estado en situaciones de jugar menos pero cuando tienes recorrido y ves a los chavales que se van quedando fuera contínuamente intentas ayudar porque se sufre mucho». Granero

Esteban Granero también reivindica la figura del futbolista y se desmarca de aquellos que le etiquetan como 'El futbolista que lee' : "Me jode por dos cosas. Primero porque hay muchos futbolistas que leen, y más que yo e incluso con más criterio para la literatura y para mil cosas y después porque el que no lo hace no merece ser señalado como si fuera: el futbolista que no juega al Fortnite.". La relación entre ambos nos conduce a confesiones que el jugador relata sin problemas: "Me has hablado de multitud de compañeros con los que has compartido inquietudes literarias, de cine y de un montón de cosas.", asegura Leiva. "Por ejemplo ahora Piatti se ha lesionado la rodilla y me ha dicho que le deje un libro. Tengo un vestuario muy majo, no me hacen putadas", sentencia Granero.

 *Líbero a domicilio: Suscríbete aquí
Edición digital: Descárgatelo ya
En kioskos de toda España desde el lunes 4 de abril: Listado de librerías