Aspas, superman celeste con números de Pichichi

Todo empezó acompañando a su madre a mariscar en la playa de Moaña. El “endeble” Iago que dominaba la pelota se presentó a las pruebas de la cantera del Celta con las zapatillas de fútbol sala. “No tenía otras”. Era la primera vez que jugaba en hierba artificial. El club llamó a su casa en media hora. Ahora, es el máximo goleador nacional de La Liga y su plaza en el Mundial es casi segura.

*Líbero.- Con 20 goles Iago Aspas se sitúa como el futbolista nacional mas destacado de la tabla de máximos goleadores de la Liga. Solo por debajo de Messi, Cristiano y Luis Suárez. En otros tiempos el delantero del Celta hubiese sido pichichi. Para remontarse al último máximo goleador español hay que irse hasta diez años atrás cuando Dani Güiza consiguió el máximo galardón con 27 tantos. Aspas aún tiene siete jornadas para lograr superar esa cifra pero lo que está claro es que su carrera, que tardó en situarse en la elite, vive su mejor momento. Hoy, con 30, está en el momento culminante de su vida futbolística. Pero sus ritmos hacen pensar que no ha tocado techo, aunque él acude a la templanza cuando le dan como fijo con España en Rusia, y quién sabe si titular después de su gran actuación en el último amistoso ante Argentina.

Con los números ya registrados esta temporada estaría situado a solo dos de los 21 de Tristán en 2002, los 24 de Raúl en 2001 y, por ejemplo, ya habría igualado a Butragueño (pichichi con 19 en el 1991) y a sólo uno de Quini que marcó 20 en el 81. Aspas ha sido protagonista del último número* de nuestra revista. Relata sus duros comienzos  donde el “endeble” Iago, que dominaba la pelota en la ría, se presentó a las pruebas de la cantera del Celta con las zapatillas de fútbol sala. “No tenía otras”.

Con los números ya registrados esta temporada Aspas estaría situado a solo dos de los 21 de Tristán en 2002, los 24 de Raúl en 2001, habría igualado a Butragueño (pichichi con 19 en el 1991) y muy cerca de Quini que fue Pichichi con 20 en el 81.

Era la primera vez que jugaba en hierba artificial. "El club llamó a su casa en media hora. -En el banquillo estábamos dos del filial, Joselu Mato (hoy en el Newcastle) que tenía 18 años, y yo, 21. Teníamos toda la ilusión del mundo por jugar, pero pensábamos que íbamos de relleno en la convocatoria. Con 0-0, el míster (Eusebio Sacristán), me mandó muy pronto a calentar, y en el minuto 60 me mandó salir. Yo no tenía nada que perder y sí mucho que demostrar a mi gente. Nunca había jugado con tanto público, no había jugado en Balaídos y todo me salió de cara."

¿Mejor jugador de la historia del Celta? -Para mí son palabras mayores. Yo quiero seguir disfrutando en el campo y que se me recuerde como un gran jugador. No que fui el mejor o el peor, sino que disfruté y lo di todo por mi equipo.

» A MADROA
En un campo de césped artificial como este de la ciudad deportiva del Celta de
Vigo comenzó la carrera del héroe local.

La evolución de su carrera hace que Aspas sea comparada con los mejores del la historia del club celeste. -"Para mí son palabras mayores. Yo quiero seguir disfrutando en el campo y que se me recuerde como un gran jugador. No que fui el mejor o el peor, sino que disfruté y lo di todo por mi equipo. -Si nos vemos de nuevo en septiembre, ¿cómo te verías realizado con lo hecho a fin de curso? -Volviendo a poner a mi equipo a jugar en Europa, lo tengo entre ceja y ceja. Disfrutar lo que disfruté el año pasado y marcharme con ese sabor amargo de Old Trafford... Y por supuesto me gustaría tener la oportunidad de ir al Mundial y si traemos el título, mejor que mejor. Viendo la calidad del equipo, por supuesto que se puede." El Celta aspira a la séptima plaza que podría dar puesto de Europa League si el Sevilla no gana la Copa ante el Barça. Lo que queda claro es que si Aspas sigue así hay jugador para rato.

*entrevista completa Iago Aspas en Líbero 24.