El caño de Maradona que durmió 25 años en un archivo

Fermín de la Calle.- Una visita del periodista Diego Borinsky a los archivos de El Grafico en 2001 descubrió la verdad de la leyenda del debut del 10.

Texto: Fermín de la Calle

Fotografía: Humberto Speranza (El Gráfico)

Solía decir don Alfredo Di Stéfano que “para cualquier jugador del fútbol argentino sólo existen tres sueños: jugar en la primera de su equipo, salir en la tapa de El Gráfico y jugar en la selección nacional”. En la casi centenaria historia de la revista nadie ha protagonizado tantas portadas como Diego Armando Maradona: 134. Ninguna tan insospechada como aquella del 20 de octubre de 2001.

Atiende al otro lado del hilo telefónico Diego Borinsky, referente de la prensa argentina que en estos años difíciles para el periodismo deportivo “farandulizado” -en palabras de Eduardo Saccheri- custodia el legado de los Borocotó, Frascara, Juvenal, Panzeri o Ardizzione. El periodista es uno de los protagonistas involuntarios de esta peculiar historia que dormía aletargada en los archivos de El Gráfico. Nacido en Buenos Aires en 1967, este licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Buenos Aires se formó como periodista deportivo en Deportea, de donde salió para ingresar en la redacción de la revista en 1993.

*reportaje completo en nuestro número 19