El sur de Islandia de campo a campo

Un recorrido por los campos que forjaron la hazaña vikinga en la pasada Eurocopa, en la que la selección islandesa llegó a cuartos de final en su primera participación.

*Texto y fotos de Artur Galocha

La puerta de entrada a Islandia es Keflavik, un pueblo industrial y bastante feo a unos 50 kilómetros de Reikiavik, en la punta de la península de Reykjanes. Allí se encuentra el aeropuerto internacional al que da nombre esta localidad de unos 15.000 habitantes. Un nímero pequeño, pero que representa el 5% de los pocos mas de 300.000 habitantes del país. En Islandia viven tres personas por cada kilómetro cuadrado ,mientras que en España somos casi 100 en ese mismo espacio. Eso provoca grandes extensiones de isla en los que no se ve ni a una sola persona. Pero si unos cuantos campos de fútbol. Recorrer Islandia se hace mas fácil alquilando un coche. No es barato, pero permite una libertad de movimiento fundamental si queremos verlo todo, hasta lomas escondido, y sacar fotos a los campos que vamos encontrando. O recorrer los alrededores de Reikiavik, una ciudad extensa de casas bajas y amplios espacios con parques en los que encontramos campos de futbol once y terrenos del tamaño de campos de fútbol sala vallados con madera, en los que las paredes sirven de aliadas en las pachangas que juegan los niños islandeses

*leer reportaje completo en nuestro número 19.