Fabio Capello: «Intenté fichar a Messi en un amistoso pero Rijkaard respondió: 'Míster, no lo soltamos'»

Es el entrenador italiano personificado. A los 75 años parece retirado de los banquillos pero sigue aleccionando en Sky Sports. En España siempre será el hombre que llegó, vio y venció, dos veces, con el Real Madrid.

Fotografía Agencias

*Julio Ocampo.- Nunca reparó demasiado en la estética del juego, sino en la importancia del resultado mediante la disciplina militar y la estrategia. Pese a que como seleccionador de Inglaterra o Rusia no obtuvo los resultados esperados, como técnico Fabio Capello (San Canzian d'Isonzo, 1946) demostró siempre pragmatismo, personalidad de hierro y eficacia indiscutible. No fue menos en el Real Madrid, donde llegó, vio y venció en dos periodos completamente diferentes con no pocas tribulaciones. No fue la batalla de Zela liderada por Julio César, pero el general italiano -en la capital de España- tuvo también que moverse en tormentosas arenas movedizas: desde los egos galácticos a la sombra del Barça.

¿Cuántas veces ha intentado personalmente fichar a Messi?
Una vez. Era 2005 creo. Un amistoso que jugábamos con la  Juventus en el Camp Nou. Era el Gamper (VER VÍDEO). No sé si tenía 17 o  18 años porque no lo recuerdo bien. Entre tanto talento (Puyol Eto’o, Deco, Ronaldinho, Ibrahimovic, Del Piero, Viera) vi algo  insólito en este chico. En el descanso me acerqué a Rijkaard y se  lo pedí un año cedido. Fui personalmente a hablar con él. Sabía  que el club catalán tenía un problema porque Leo aún ocupaba  plaza de extracomunitario, y yo aprovechando esa coyuntura  me lo quise llevar a Turín. Rijkaard me respondió alto y claro: “Míster, estamos haciendo todo lo posible para nacionalizarlo. No soltamos a Messi”. Tampoco me equivocaba aquí.

"Fui personalmente a hablar con él. Sabía  que el club catalán tenía un problema porque Leo aún ocupaba  plaza de extracomunitario, y yo aprovechando esa coyuntura  me lo quise llevar a Turín. Rijkaard me respondió alto y claro: “Míster, estamos haciendo todo lo posible para nacionalizarlo. No soltamos a Messi”. Tampoco me equivocaba aqui"

¿Su Messi era Savicevic?
Siempre dijo que sólo él podía tener algunas concesiones. Claro, porque hablamos de un fenómeno. Un genio total y absoluto. A él se le podía permitir todo.

A Chamartín llegó con una importante tarjeta de presentación: cuatro scudetti y una Champions en cinco años. Enfrente estaba el Barça de Ronaldo ¿Cómo fue?
El Madrid venía de tres años en blanco. Había que ganar y gané la Liga. Hicimos grandes fichajes como Suker, Mijatovic, Seedorf, Roberto Carlos o Panucci (contratado en invierno). Trabajamos con la cantera y valorizamos a Víctor, quien se consagró como titular con nosotros. Fue un buen jugador Víctor. Una gran sorpresa. ¿Ese Madrid fue más completo que su primer Milán? Ambos fueron grandes equipos, pero quizás los rossoneri eran más compactos, consolidados. Una plantilla más desarrollada. Tenía una línea defensiva excepcional, y desde ahí construíamos todo. El Madrid contaba con un excelente centro del campo y una buena delantera, pero los italianos tenían perfectamente –desde hacía años- asimilados los automatismos, que a su vez intentamos instaurar en España.*

*accede a la entrevista completa en nuestro número 36. También disponible a través de la suscripción anual.