Frank de Boer: «No sabía que en Barcelona había un odio tan profundo hacia Madrid»

Le tocó vivir en un Barça de entreguerras, entre Cruyff y Guardiola, pero su apellido es el del capitán de una generación deslumbrante. Aprovechamos su visita a España de la mano de Sportium para recordar su carrera y el actual bache de su selección, fuera del Mundial.

Texto Rodrigo Marciel | Fotografía Lino Escurís.- Frank de Boer. (Hoorn, Holanda 1970) nos atiende en uno de los momentos mas duros de su carrera. Después de ser despedido en Inglaterra tras solo cuatro partidos ahora espera una nueva oportunidad en los banquillos. Representa una etapa dorada del Ajax de los 90, de un fútbol en especie de extinción y de una forma de vida que implica trabajo pero siempre con una carga de romanticismo. Su apellido está vinculado también a un Barça de entreguerras, entre el de Cruyff y el de Guardiola y quizá por eso nunca fue fácil aquella estancia con una sorprendente visión sobre los holandeses en el Camp Nou. Opina de Cataluña porque quizá es mejor versión la de alguien de fuera y deja claro que en sus tiempos no percibió un conflicto tan profundo. De su país habla con rabia por los últimos resultados que sitúan a Holanda lejos de ser aquello que un día se llamó la 'naranja mecánica'.

Vivimos el peor momento en mucho tiempo del fútbol holandés. Fuera del Mundial y con muy malas sensaciones ¿Cómo ha sido posible esto?

Es muy duro para Holanda especialmente para los aficionados de mi país que son muy fanáticos. Que no estemos en dos fases finales es muy duro. Yo creo que tenemos una generación muy buena y tenemos que aceptar lo que ha pasado. Siempre hemos tenido estos altibajos y ahora no estamos en nuestro mejor momento, tenemos que esperar. Tenemos mucho talento pero es solo talento. Contra Suecia perdimos el primer partido y normalmente nunca hacemos eso. Seguro que volveremos al nivel que hemos tenido siempre. Aunque Holanda no esté en su mejor momento..

¿Por qué si van países como Suecia, Islandia y Holanda no ha sido capaz siquiera de alcanzar una repesca?

Para mí la mentalidad no es la misma. Un equipo no siempre gana títulos aunque en este caso no es eso sino que no somos un equipo. Sólo Robben ha tenido su nivel normal, ha sido extraordinario pero el resto no. Necesitamos ser un equipo como lo ha sido Islandia y eso al fin y al cabo es más decisivo que solo el talento.

¿Hay un futuro prometedor o no hay la calidad de antes?

Yo creo que es una etapa. Ahora con De Ligt o Kluivert en el Ajax se demuestra que son talentos y que sigue habiendo. Como he dicho antes, Holanda no puede fiar todo a Robben tienen que salir ya otros jugadores porque Robben no es el de antes aunque siga siendo el único que ha estado al nivel en las eliminatorias.

Perteneciste a una generación que llegó a las semifinales de Francia 98. Se dijo en su momento que había muchos problemas internos e incluso Kluivert y otros futbolistas insinuaron que había racismo en tu selección. Hubo una famosa foto (ver imagen) en la Eurocopa del 96 que se veía a blancos con blancos y negros con negros en una comida y eso dio mucho que hablar.

Lo mismo pasaba cuando jugábamos en Barcelona que había muchos holandeses en el club. Siempre estábamos juntos en una mesa, es normal. En realidad era no era un problema racista, era un problema de dinero. Era un tema mas de los jugadores del Ajax con la Federación y el cuerpo técnico que otra cosa.. Ni mi hermano ni ningún otro jugador teníamos problemas con Kluivert y compañía. Decían que nos llevábamos mal y dos años después de la Eurocopa jugamos en Francia y llegamos a semifinales. La realidad es que eramos ocho o nueve jugadores del Ajax en la lista de Holanda y eso al final se notaba mucho en la selección. La cuestión es que ellos no sentían el mismo respeto por parte del cuerpo técnico y por eso se fueron Reiziger, Kluivert o Bogarde dejaron mas tarde el Ajax. Ellos tenían 19, 20 años y el resto de media 24-25. Creo que, al final, fue culpa de los agentes que les metían en la cabeza que tenían que ganar mas y ser mas valorados que el resto. Eso es lo que pasó en el 96. En la Holanda del 96 no había racismo había un problema de dinero. Los agentes metían en la cabeza a los jugadores que tenían que ganar mas y mas y eso trajo problemas”

Era una Holanda aquella, al margen de los problemas que hubiese que tenía muchísimo talento. Ahora, ¿Puede ser que desde la aparición de la Ley Bosman en los 90 la formación de jugadores holandeses se resiente y salen demasiado pronto de la liga holandesa? Repercutiendo así en los malos resultados.

Sí, es cierto. El panorama ha cambiado mucho y tienes que tener suerte que, como por ejemplo, vuelvan jugadores como en su momento Phillipe Cocu al PSV. Ahora la media de jugadores del Ajax es de 21 años y con eso no puedes esperar que haya una gran regularidad. La edad ideal es de 25-26 jugadores cuando alcanzas la madurez y puedes ayudar a los jóvenes. Si tenemos un equipo de media 21 no tienen esa referencia.

Llegaste ya con muchísima experiencia al Barça. Los tiempos han cambiado mucho...

Yo llegué al Barcelona cuando tenía casi 29 años. Es muy diferente porque ahora se van cuando tienen 20-21 años. Siempre digo que tienes primero que jugar 30-40 partidos cada temporada, tres años consecutivos, y entonces ya puedes irte. Pero cuando eres tan joven y solo juegas 50 partidos con el Ajax te tienes que quedar porque necesitas competir mas. Si te vas con 18 a la Premier League lo normal es que no sobrevivas, no tienes esa experiencia. Jugadores como Eriksen, en el Tottenham, jugaron mas de 100 partidos en el Ajax y luego ya se fueron. Dolberg es demasiado joven todavía. ¿Creemos que puede jugar con el Madrid ya cada día? No. Es un jugador que con 19 años tiene todavía que jugar mucho más en el Ajax. Creo que teníamos demasiados holandeses en el Barça, no teníamos una identidad muy clara y necesitábamos más jugadores catalanes y de la casa”

Lo que está claro es que formaste parte de esa conexión entre Holanda y el Barça. Un vínculo muy especial. Un equipo muy marcado por vosotros y ganaste una Liga en España.

Estamos muy orgullosos de la conexión que siempre ha habido desde hace mucho tiempo entre Barcelona y Holanda. Nos hubiese gustado ganar mas, el segundo año llegamos a las semis de copa y luego también fuimos segundos en Liga con un gran Valencia de Claudio López y compañía. Creo que nuestro Barça era más un equipo de individualidades que un equipo. Teníamos a Figo, Rivaldo, Luis Enrique, Cocu, Kluivert... Teniamos un equipazo pero no era equipo, equipo. Creo que teníamos demasiados holandeses, no teníamos una identidad muy clara y necesitábamos más jugadores catalanes y de la casa. El Barça siempre ha sido un club que ha tenido jugadores de la cantera y eso es muy importante. El resto, como sabéis, es historia.

Para un extranjero que ha vivido cuatro años en Barcelona. ¿Qué reflexión te deja el conflicto catalán? ¿Qué sentías en tu etapa allí y cómo lo ves ahora?

Yo se que siempre ha habido ese odio contra Madrid pero no sabía que era tan profundo como vemos ahora. Espero que todo se solucione porque creo que no gana nadie con esta situación.

¿Crees que el deporte debe de escapar de la política o no?

El deporte conecta a la gente y creo que debemos separarlo de cuestiones políticas, lo máximo que se pueda.

Tu última experiencia ha sido seguramente la más dura de tu carrera como entrenador.  Cesado en el Crystal Palace. Perdió tu equipo los cuatro partidos y no marcásteis ningún gol. ¿Qué explicación encuentras?

No teníamos el mejor equipo. Cada año en el Palace se lucha por la salvación y teníamos que haber hecho algo diferente. Esto lleva tiempo. Y no nos dieron tiempo para cambiar las cosas. Quería cambiar muchas cosas allí y estoy seguro que si me hubiesen dado tiempo ahora hubiésemos mejorado. No hubo suerte y en cuatro partidos no marcamos un gol. Así fue la historia.