Kiko Veneno: «Lopera es el prototipo de embustero y explotador que resume la historia democrática española»

Manuel Ruiz de Lopera es pasado del Real Betis. Un acuerdo económico y legal permitió a los socios comprar sus acciones en julio de 2017. El loperismo fue toda una manera de vivir el Betis y el cantante Kiko Veneno lo explica en esta entrevista. También reflexiona sobre la filosofía de su club y el vínculo sobre la cultura de una región tan carismática como la andaluza.

Carlos Prieto.- El 25 de junio de 1977 se produjo una conjunción astral. Kiko Veneno (Figueras, 1952) y los hermanos Amador acababan de parir ‘Veneno’ cuando al Betis de Cardeñosa y Esnaola se le ocurrió ganar la Copa del Rey tras una tanda de 21 penaltis. Mucha farra junta como para que alautorde‘Volandovoy’no le picara el gusanillo futbolístico. Ahora presenta su nuevo disco, ‘Sensación térmica’. Damas y caballeros, con ustedes, Kiko Veneno. Sombreros fuera.

Se hizo del Betis el día que se cruzaron la grabación del disco de ‘Veneno’ con el triunfo en la Copa del Rey...
Estábamos celebrando el fin de la grabación. Esa misma mañana habíamos terminado de mezclar. El disco se grabó de lunes a domingo, en una semana. Nuestra fiesta coincidió con el triunfo en la Copa del Rey. Justo en ese instante me hice del Betis. Era demasiada coincidencia. Era un momento muy especial para mí: entrar en el mundo de la música con un disco fantástico. Le di sentido a la coincidencia. Fue una señal que aproveché.

Dice también que se hizo del Betis por “motivos sentimentales”.
Me hice del Betis porque tiene una filosofía muy particular: los vaivenes. Muy vinculado a la historia del pueblo andaluz.

¿Cómo están conectados?
El andaluz es espíritu un poco fatalista, dejado de la mano de dios, Andalucía siempre ha sido una región marginada. Hasta hace poco se vivía pobremente en el campo. El ‘manque pierda’ bético es un lema del que está acostumbrado a perder. Una forma de tomarse la vida con filosofía.

«El 'manque pierda' bético es un lema del que está acostumbrado a perder. Una forma de tomarse la vida con filosofía.»

Una vez te preguntaron por ejemplos de “superhéroes de barrio” y mencionó a ‘Capi’ (Jesús Capitán ‘Capi’ jugó en el Betis entre 1997 y 2010, Ahora (2013) milita en el Camas F. C.)
Sí, vivía en Camas, me lo encuentro con cierta frecuencia... Podía haber dicho también Curro Romero, aunque lo suyo sea otra cosa, más elegante. Son personas nacidas del pueblo. La mayor parte de la gente interesante que da vida a este país y a otros son superhéroes de barrio, aunque a veces también salgan tipos así entre las clases altas. La visión de los que nacen abajo da mucha alegría. Tienen algo para compartir con todo el mundo.

¿Cómo valora la rivalidad con el Sevilla? ¿Le deja frío o caliente?
Es una rivalidad muy interesante. El Betis tiene este fatalismo del ‘manque pierda’: cuando juega bien puede ganar a cualquier equipo y no le des más vueltas al gato. El Sevilla tiene otra visión. Muy machacona. Excesivamente exigente. Nunca se conforma. La afición del Sevilla es desgraciada por definición porque nunca está satisfecha. La del Betis no se traumatiza tanto cuando juega mal. Los del Sevilla son más luchadores y más sufridores.

¿Podría explicar la relación amor/odio del beticismo con Lopera?
Eso es entrar en otros estratos que no tienen que ver con las cosas del pueblo y el fatalismo. otro nivel. Los béticos que adoptaron a Lopera eran unos béticos devaluados. unos béticos entregados a una filosofía extraña. unos béticos un poco ignorantes, hay que decirlo así. Fue la época de los nuevos ricos, cuando la gente empezó a especular y a tener una casa en la sierra y otra en la playa. Personas que se hicieron béticos y ya querían que el equipo ganara... e invirtiera. eso no reflejaba el espíritu bético y nos llevó a la ruina. A la ceguera de tomar a un burdo trilero por un visionario. Mucha gente cayó en ello, y no eran tan tontos. en ese momento la afición estaba con las defensas bajas.

«El andaluz es espíritu un poco fatalista, dejado de la mano de dios, Andalucía siempre ha sido una región marginada. Hasta hace poco se vivía pobremente en el campo. El ‘manque pierda’ bético es un lema del que está acostumbrado a perder. Una forma de tomarse la vida con filosofía.»

No sé cómo interpreta esa rara mezcla entre fútbol y religión de algunos discursos de Lopera. Un tipo de folclore oscuro...
El fútbol siempre ha tenido una vertiente religiosa y popular. cuando los equipos ganan títulos, visitan la catedral. Lo hacen todos. todas las fiestas en España están teñidas de pequeños matices religiosos. Lopera era el prototipo del nuevo rico, el hombre ascendente, embustero y explotador que resume muy bien la historia de españa de los últimos veinte o treinta años. Lo que pasa es que, para su desgracia, opera de una forma individualista, es un llanero solitario que no tiene trama que lo defienda, es tan avaro y tan mezquino que es incapaz de confiar en nadie, no ha podido tener ni un socio ni una trama, al contrario que del Nido [José María, presidente del sevilla], que está amparadísimo, como la Gürtel, los partidos políticos españoles o, no digamos ya, las redes financieras. Lopera está indefenso, aunque fue un pionero: a él le debamos los procedimientos financieros para camuflar las cuentas y reciclar dinero negro que luego utilizaron el resto de presidentes españoles. ingeniería financiera aplicada a las sociedades anónimas futbolísticas. todos han seguido el método de Lopera.