Leicht, el arquitecto de The Kop

De su mente salió la famosa grada de Anfield. Pero también Ibrox Park, el elegante Villa Park, Goodison Park… Craven Cottage. Archibald Leitch es el padre de los mítios estadios británicos.

Texto Alfonso Palacios | Fotografía Agencias.- Cuando Archibald Leitch murió, una nota breve, publicada en el periódico del Instituto de Mecánicos e Ingenieros, lo citaba como arquitecto industrial y consultor. Nada decía de Craven Cottage, ni de las elegantes tribunas que había proyectado para el Aston Villa o el Rangers, ni de Kop, en Anfield, ni de las enormes gradas de doble altura de Goodison Park, ni de los más de treinta estadios de acero y hormigón que diseñó a lo largo de su carrera. Fue su único obituario. Leitch nació en Glasgow en 1865. En un mundo de hierro y carbón, humo y hollín, ruedas dentadas, calderas y pistones. Un mundo que estaba a punto de sufrir una serie de drásticas transformaciones más tarde conocidas como Segunda Revolución Industrial.

Licenciado en Ciencias por el Anderson's College, a los 17 años comenzó a trabajar para los fabricantes de maquinaria azucarera Duncan Stewart & Co. A finales de 1887 se enroló como ingeniero marino. De vuelta en Glasgow, tres años más tarde, trabajó durante un tiempo como jefe de pedidos de Mirlees, Watson & Co antes de establecerse como ingeniero industrial y acumular encargos: para la Stirling Boiler Company, para la Union Tube Works y la Caledonian Tube Works, para Alexander Hope Junior. En marzo de 1899, el Rangers Football Club le encomendó la construcción de un nuevo campo que sustituyera al obsoleto Ibrox Park. Era el club de sus amores, y lo demostró trabajando gratis. En apenas nueve meses levantó una tribuna cubierta en uno de los laterales y, cerrando los otros tres, terrazas de madera soportadas por un armazón de acero con base de cemento. Según sus cálculos, el nuevo Ibrox tendría capacidad para casi 80.000 espectadores. Nadie antes había intentado construir un estadio a semejante escala.

El 5 de abril de 1902, 80.000 personas asistían en Ibrox Park al derbi entre Inglaterra y Escocia. Leitch estaba entre ellas. Al poco de comenzar la segunda parte, la madera de la terraza oeste no pudo resistir el peso y quebró, abriéndose como una trampilla. Cientos de espectadores cayeron 12 metros hasta el suelo: 25 fallecieron y más de 500 resultaron heridas. Aunque no resultó acusado por el llamado Desastre de Ibrox (en su lugar lo fue el comerciante de madera, quien finalmente sería hallado no culpable), el trabajo de Leitch fue puesto en duda durante todo el proceso judicial. Se dijo que era un diseño endeble e insustancial. Aun así, logró que el Rangers mantuviera su confianza en él para dirigir las labores de reparación. “Leitch bien podía haberse centrado entonces en su trabajo como ingeniero industrial, olvidándose del fútbol para siempre”, explica Simon Inglis, historiador especializado en arquitectura deportiva y autor de la biografía Engineering Archie. “En lugar de eso, se empeñó en encontrar una manera práctica y económica de construir terrazas lo suficientemente grandes y sólidas para soportar de forma segura la creciente masa de aficionados al deporte”.

» ESTADIOS Del estudio de Leitch salieron gradas emblemáticas del fútbol inglés como el mítico White Hart Lane del Tottenham.

Su empeño sentaría las bases para la construcción de estadios modernos. Gracias a él, las precarias pendientes de barro y madera de Inglaterra y Escocia fueron transformándose, durante las primeras décadas del siglo XX, en sólidas estructuras reforzadas con hormigón armado y acero, de dimensiones unificadas, calculadas para resistir esfuerzos y aprovechar el espacio, escalonadas de forma regular y seccionadas por pasillos bien delimitados, colocados a distancias moduladas. Un año después del accidente en Ibrox, el Middlesbrough le encargó la construcción de un nuevo estadio. “Aunque no se trataba de un trabajo muy sofisticado”, escribe Inglis, “Ayresome Park tuvo gran relevancia en la carrera de Leitch”. No había entonces mejor escaparate para su trabajo que la First Division, donde la mayoría de equipos se encontraban por aquellos años bien en proceso de renovando o construyendo campos.

*Texto completo en Líbero 26:

Suscripciones. Suscríbete y te regalamos el libro 'Salón de la Fama. La Historia ilustrada del fútbol' de David Squires (Editorial Córner). SUSCRÍBETE

-Puntos de venta. RED DE LIBRERÍAS

-Versión digital. APPLE STORE y GOOGLE PLAY