Maradona, por Andrés Calamaro

Ilustración Denís Galocha

Andrés Calamaro.- En 1986 estaba en Glastonbury viendo a Madness… Tenían una pequeña tele al costado del escenario y solo festejaban los goles de Argentina, Diego siempre fue un icono anti establishment... eran goles contra Margaret Thatcher.

Maradona fue el mejor futbolista de la historia pero como persona superó incluso al futbolista… Sin dudas. Por eso le adoran todos los crack que jugaron con o contra él… los que vinieron antes y después.

Era muy artista y muy persona, un corazón enorme. Escuchaba muy bien la música, sabía escuchar y disfrutar… gozar con la música popular y vibrar con la música especial. Cantaba muy bien y bailaba mejor. Amaba a los músicos con un respeto y una humildad muy sensibles.

Era muy artista y muy persona, un corazón enorme. Escuchaba muy bien la música, sabía escuchar y disfrutar… gozar con la música popular y vibrar con la música especial. 

Pero conmigo fuimos amigos, nos podíamos llamar a cualquier hora y juntarnos en diez minutos en cualquier lado. Compartimos muchas cosas pero no me acuerdo de todas, él (en cambio) tenia un registro fotográfico de cada encuentro y cada cosa que hablamos y compartimos. El radar y la memoria de un genio superdotado en todo.

ç

Cuando le conocí éramos muy jóvenes, yo era un Dave Beckham de Malasaña y Buenos Aires… Diego era un apolo hermoso… Un amor de persona con una inteligencia total, humilde, valiente, gracioso como el que más… Muy torero, toreando por naturales, que se ejecutan con la izquierda, y poniendo el cuerpo siempre.

Con los toreros, como con los futbolistas, importan los triunfos pero también los detalles… 15 minutos de arte o cinco segundos… es mucho y suficiente.

Porque jamás se olvidan los detalles.
Amaba a su pueblo y era al pueblo al que dio las mayores alegrías. Es el más grande argentino que haya nacido. Y mucho más que el mejor futbolista de todos los tiempos. Si los Beatles fueron más grandes que Cristo, Maradona es el Nazareno que nos da consejos buenos.

Y mucho más que el mejor futbolista de todos los tiempos. Si los Beatles fueron más grandes que Cristo, Maradona es el Nazareno que nos da consejos buenos.

Lo amo como persona y en la cancha es una delicia verlo… No se le puede reprochar nada, mucho menos que haya tenido la voluntad para ser el mejor del mundo con el sacrificio personal que eso supone.

En el mundo entero, en los rincones olvidados por dios… la gente sonríe feliz solo de pensar en ese nombre. Maradona. •