No time for losers

El músico Igor Paskual disecciona la receta del éxito del himno de Freddie Mercury ‘We are the champions’. La canción consigue identificar a la perfección un éxito personal como un logro colectivo.

Texto Igor Paskual | Ilustración Joan Alturo.- Los únicos deportes que le gustaban a Freddie Mercury eran el ping pong y el boxeo, de los que fue campeón en el internado en el que estudió en India. Mercury, para corresponder a la enorme participación de su público en los conciertos, quiso componer un tema inspirado en los cantos de los campos de fútbol y, a la vez, escribir su propio ‘My way’. (1) La maestría de esta canción reside en que convierte un éxito personal en un triunfo colectivo. El truco está en que en la estrofa usa la primera persona del singular (I/yo) y en el estribillo pasa a la primera del plural (We/nosotros). Es decir, las estrofas son confesionales, hablan del esfuerzo que ha tenido que hacer para triunfar -incluso da las gracias a su público-, pero en el estribillo, el triunfo es de todos, no sólo propio.

Cuando Mercury presentó la canción a Queen, estos se quedaron sorprendidos de lo arrogante que sonaba. Hasta Neil Tennant de Pet Shop Boys llegó a decir que la frase “No time for losers” (no es tiempo para perdedores) era innecesaria. Pero, de la misma forma que cuando el Real Madrid gana, sus aficionados también lo hacen, al cantar este estribillo, nosotros, también dejamos de ser perdedores. Es muy llamativo constatar que los himnos sólo funcionan como catarsis colectiva en los deportes de equipo, no en los individuales.

Los únicos deportes que le gustaban a Freddie Mercury eran el ping pong y el boxeo, de los que fue campeón en el internado en el que estudió en India

Cuando Fernando Alonso entró en la meta del Gran Premio de China de 2005 entonó “We are the champions” en la soledad de su coche. Pero no la cantaba con sus seguidores, se la dedicaba a su equipo. (2) Meses antes de la guerra de las Malvinas, Queen fueron a tocar a Argentina y Maradona se subió al escenario con ellos. Los músicos, tan británicos, fueron muy útiles para que un amigo mío porteño con mucho humor negro asimilara la derrota. Me dijo: “Nosotros no perdimos la guerra de las Malvinas, quedamos subcampeones”. Pues eso, “No time for losers”, ni perdiendo. (3) 

1.“We are the champions” se editó como ‘single’ de doble Cara A. El otro tema era “We will rock you” compuesto por Brian May y, este sí, inspirado en el “You’re never walk alone” que les cantó su público al finalizar un concierto en Birmingham.

2. Al ganar ese Gran Premio, Renault se aseguraba el título de constructores.

3. Cuando la Junta Militar decidió tomar las británicas Islas Malvinas por las armas se prohibió la emisión de música en inglés por la radio. Como efecto colateral, las bandas locales vieron las ondas abiertas y el rock argentino experimentó una gran popularidad. Curiosamente, al rock argentino se le conoce como “Rock nacional".

'We are the Champions' Queen (1977)

I've paid my dues
Time after time
I've done my sentence
But committed no crime
And bad mistakes
I've made a few
I've had my share of sand
Kicked in my face
But I've come through
And we mean to go on and on and on and on
We are the champions - my friends
And we'll keep on fighting
Till the end
We are the champions
We are the champions
No time for losers
'Cause we are the champions of the World
I've taken my bows
And my curtain calls
You brought me fame and fortune
And everything that goes with it
I thank you all
But it's been no bed of roses
No pleasure cruise
I consider it a challenge before
The whole human race
And I ain't gonna lose.