Fútbol y arte: #POPulismo

Paulo J. Futre reflexiona sobre la influencia de Andy Warhol en la sociedad siendo el fútbol una de sus multitudes inspiraciones. La relación con el Pelé más mediático dejó unas imágenes para el recuerdo y también da rienda suelta a la imaginación de lo que el artista nos podía haber dejado el mundo actual.

*Texto Paulo J. Futre.- Cada vez que una reprografía de barrio imprime un retrato en varios colores con efecto 'Pop Art', Andy Warhol hace un brindis con Coca-Cola en el cielo. Que sí. Que Duchamp ya había elevado un urinal a categoría de arte. Y antes que él la cotidianeidad de Manet fue rechazada por la crítica. Pero es el arte de Warhol quien convive con lo mundano de los objetos que representa. Tal vez porque fue él quien mejor retrató a la sociedad, haciendo que esta se refleje en sus deseos. Le ofreció a la gente lo que la gente quiere: latas de sopa y tomate Campbell, cajas de detergente Brillo, flores, zapatos, refrescos, celebrities... ¿Arte POPular o arte POPulista?

Esa misma gaseosa con la que brinda a mi salud, es la misma que toma el Presidente de los Estados Unidos, Liz Taylor o el mendigo de la esquina. ¿Convertir un museo en un supermercado es un ejercicio de democracia? ¿Una sarcástica reflexión sobre la lucha de clases? ¿La deshumanización de la sociedad de consumo? ¿Una broma para epatar los snobs de la altura cultura? ¿O una muestra de amor auténtico por las estanterías del Mercadona?

Es el arte de Warhol quien convive con lo mundano de los objetos que representa. Tal vez porque fue él quien mejor retrató a la sociedad, haciendo que esta se refleje en sus deseos

LA FÁBRICA DEL REAL MADRID
Quedémonos por un segundo en las celebrities. Esas Marilyns repetidas infinitamente en combinaciones bicromáticas. Plasmadas mediante serigrafía, una técnica de estampación que permite crear cientos de cuadros en una tarde. Y al igual que los arquitectos no cogen los ladrillos para construir sus edificios, Warhol no necesariamente hacía físicamente (muchas de) sus obras. Como mandan los cánones de una cadena de montaje, eran sus ayudantes y colaboradores quienes realizaban gran parte del trabajo manual en su estudio neoyorkino de la calle 47 llamado 'The Factory'. La Fábrica. Qué poético. Obras producidas en masa para una sociedad de masas. Me gusta pensar que el nombre como es conocida la cantera del Real Madrid es un homenaje.

* “Todas las imágenes pertenecen a la “Andy Warhol Foundation for the Visual Arts. www.warholfoundation.org 

No hace falta ser un místico para entender la metáfora: al crear las Marilyns en serie, con distintos packaging coloridos, expuestas al lado de latas de sopa, la está rebajando convirtiendo en un producto de consumo más. Otro artículo de usar y tirar. Y a celebrity muerta, celebrity puesta. Las personas, las relaciones humanas, como otro artículo de consumo de supermercado. A la trágica Norma Jeane le siguieron Elvis, Mick Jagger, actores, cantantes, modelos...Lo raro es que tardase tanto en retratar a los dioses griegos contemporáneos. Los deportistas.

SUPERHÉROES
La primera serie 'Athletes' (1978) fue comisionada por el coleccionista Richard Weisman, y en ella el artista de origen eslovaco inmortalizó a superhéroes como Mohammed Ali, Kareem Abdul Jabbar, y... redoble de tambores...OJ Simpson, casi 20 años antes del juicio más mediático de la televisión americana. Qué pena que Andy no llegase a verlo. Un total de 10 retratos de hercúleos iconos estadounidenses. Con dos excepciones: el canadiense Rod Gilbert, leyenda del hockey hielo (qué bueno, tiene su sentido). Y su excelentísima majestad Edson Arantes do Nascimento. Pelé. No podía faltar en la selección de los 10 grandes rockstars del deporte de la época. ¿O sí? A fin de cuentas, si el soccer a día de hoy sigue siendo minoritario en Estados Unidos, su repercusión a finales de los 70 debía ser insignificante. ¿Era suficiente con ser el mayor esplendor de la historia de su deporte? ¿ El hombre de los 1281 goles? ¿El único que ganó tres mundiales? ¿El que la FIFA vendría a coronar como mejor jugador del siglo XX? En definitiva: ¿bastaba con ser "O Rei"?

CRISIS DE ESTADO
Por lo visto no. La historia de la Warhol y Pelé, como no podía ser de otra forma, estuvo patrocinada por la Warner. Después de jugar 18 años en su amado Santos, se retiró semi-oficialmente a la edad de 34 años. En ese momento varios equipos del viejo continente le tentaron con cruzar el Atlántico. Pero había un serio pretendiente que llevaba años con el sueño húmedo de ver a la Perla Negra en territorio norteamericano. Los NY Cosmos, equipo de la North American Soccer League, fundado por empresarios de la industria musical. En especial Steve Ross, presidente de la todopoderosa Warner.

La oferta fue imbatible y una locura para la época: un contrato global de 4.5 millones de dólares por dos años, entre los que se incluía la remuneración por jugar, sumada a la explotación de su carrera audiovisual, merchandising y relaciones públicas. Aparte de la promesa megalómana de ser la gran referencia del fútbol en Estados Unidos. La gran estrella de un proyecto que conquistaría América y algún día hablaría de tú a tú a la NBA y la NFL. Una historia familiar a lo que ha ocurrido con cierto brasileiro que hace poco cambió Las Ramblas por los Campos Elíseos.

No llegó al nivel de Lennon con la comparativa con Jesucristo, pero la leyenda dice que la frase que convenció a los magnates musicales para aflojar sus carteras va en la misma línea: Pelé es igual de famoso que el Papa. Sin embargo, una vez acordado los dólares por metro cuadro, llego la crisis diplomática. Si estaba dispuesto a salir de su retiro para volver a jugar, el gobierno de Brasil quería que su mayor tesoro nacional siguiese en los campos canarinhos. Finalmente tuvo que intervenir el mismísimo Henry Kissinger, Secretario de Estado, para que el acuerdo se cerrase.

INSTAGRAM
Pelé jugó los dos años acordados con en el Cosmos, y una vez retirado de forma definitiva, empezó a cumplir el contrato musical. Como el disco con Sergio Mendes "Brazil 77", o la banda sonora de su propio documental "Pelé", también compuesta por Mendes. Hasta que un día, estando el brasileiro en el despacho de Steve Ross, recibió el recado de que un artista quería hablar con él, así que bajó a la sala de visitas de la Warner. Ya le había conocido tiempo atrás en la mítica discoteca neoyorquina Studio 54. Una Polaroid. Eso fue todo lo que necesitó. El proceso creativo no tuvo mucho misterio: Pelé vistió su camiseta del Cosmos, cogió la soccer ball "Pelé Edition" de la muy americana marca Spalding y Warhol sacó unas cuantas instantáneas. Pitido final del partido. Papá Noel ya conspiraría más tarde con los duendes de The Factory para crear el retrato que todos conocemos, aplicando los filtros analógicos de Instagram de la serigrafía. Cuánto potencial si hubiese tenido un smartphone.

Pelé vistió su camiseta del Cosmos, cogió la soccer ball "Pelé Edition" de la muy americana marca Spalding y Warhol sacó unas cuantas instantáneas.

MIGUEL BOSÉ Y LOS PECTORALES DE STALLONE
Eso es todo, amigos. Warhol siguió en su merecido olimpo como gran promotor del arte, la música, el cine y la creación experimental con todas las sinergías que convergieron en The Factory. Pocos años después se encapricharía de Basquiat y Keith Haring y su arte urbano, y hasta haría un retrato de Miguel Bosé para la portada de un disco. Por el camino retrató al Kaiser Franz Beckenbauer, quien no se resistió a los Cosmodólares y vivir en la Gran Manzana.

O Rei, como buen monarca, se dedicó a expandir su reino más allá del césped y demostrar su omnipresencia superior a la de Su Santidad. A la carrera musical le siguió su participación en la mítica película "Evasión o Victoria" (1981) junto a Michael Caine y el lucimiento de pectorales de Sylvester Stallone (quien por cierto es pintor expresionista abstracto y expone de forma profesional). También fue ministro de deportes en Brasil. Y nos recordó a todos en Prime Time que es humano, demasiado humano, y hasta los grandes campeones necesitan la ayuda de una pastillita azul. A mediados de la década pasada llegó a la elevación total de su figura cuando vendió a una empresa los derechos de imagen y explotación de la marca Pelé. Warhol dijo que en el futuro todos tendríamos 15 minutos de fama. Probablemente hoy lo cambiaría por 1500 likes, retweets o alguna ocurrencia millenial similar. Pero a Pelé le pronosticó 15 siglos de fama. #Amén.

PRÓRROGA
Mi padre con o Rei en el saque inicial de un partido de FIFA XI, cuando se organizaban un partido "All star" entre selecciones de los mejores del mundo. Una pena que ya no se hagan. Ni MSN ni BBC. Ese día el trío de ataque de su equipo fue Maradona, Futre y Platini. Dejadme soñar... si hubiese jugado quince años antes y sin lesiones, quien sabe si ahora tendría un Warhol en el salón de casa.