Mendieta: «Zubizarreta era el director deportivo del Athletic, hubo un acercamiento. Fue la Lazio la que lo estropeó todo»

Se define como un simple futbolista “con inquietudes”. Pero no es fácil encontrar un jugador de su talla con valor suficiente para subirse a un escenario del FIB a tocar con Los Planetas y hablar de la selección vasca o el Brexit. Sus mejores momentos como jugador los vivió en el Valencia que vive de nuevo tiempos convulsos tras la destitución de Marcelino.

Texto: Rodrigo Marciel Fotografía: Hugo Álvarez/ACF Embajador de la Liga y también de un modo de vida alejado del futbolista convencional. Música, estilo, correcto en el habla y con un aspecto discreto. Gaizka Mendieta (Lekeitio, Bizkaia, 27 de marzo de 1974) nos recibe en Asturias donde la selección española de veteranos disputa un partido con varias leyendas noventeras en sus filas. Mendieta pasa gran parte de su vida entre Reino Unido y España, entre platós de televisión, analizando fútbol, disfrutando de algún festival de música en verano y sobre todo sin perder el contacto con la pelota. Su vida cambió para siempre cuando decidió terminar su carrera en la Premier League. Si hay alguien a quien le sorprende el Brexit es a él.

Tu vínculo con Inglaterra no es sólo deportivo sino también personal. En el año del Brexit, ¿Qué lectura saca una persona a la que Reino Unido le ha dado tanto?Lo más importante es matizar cómo va a ser este proceso. No hay unas directrices claras que regulen cómo se va a producir esta salida. Va a afectar a mucha gente que va a salir de Inglaterra, muchos trabajadores simplemente por la duda. La devaluación de la libra con el resto del mundo, a muchos mercados ya le ha afectado. En el fútbol también puede afectar al torneo y a los jugadores a largo plazo.

“A CUALQUIER VASCO LE GUSTARÍA VER UNA SELECCIÓN DE EUSKADI COMPITIENDO EN CUALQUIER COMPETICIÓN PORQUE HAY POTENCIAL, HAY JUGADORES Y ES UNA ILUSIÓN"

¿Entiendes el Sí al Brexit?
Se entiende todo, tanto el sí como el no. Una decisión tan importante se debería haber analizado desde otro punto de vista, quizá mucha gente no sabía que estaba votando.

Tu vida es todo lo contrario a un Brexit. Conoces Valencia, Euskadi, Roma, Barcelona pero te quedaste en Inglaterra.
Mi mujer es de Leicester y tomé mi decisión de estar en Londres, a parte de personal y por trabajo, es un lugar donde yo me encuentro a gusto. Me permite vivir la vida que me gusta con el inconveniente de que mis hijas viven a miles de kilómetros aunque cada quince días las veo. Mis negocios, gran parte de mi actividad profesional, está en Inglaterra, la mayoría en la capital. Así que toda mi vida laboral gira en torno a Londres.

¿Cómo ves la situación de caos que ha vivido el Valencia en los últimos años?
Desde fuera da la impresión de que no hay una idea concreta de donde el club quiere ir. Ha entrado gente nueva, gente de fútbol, que es lo mas importante. Hay que dar poder de decisión e independencia a gente de fútbol. Hasta hace poco ha sido dirigido por grandes empresarios que no eran afines ni conocedores de la cultura española ni de la valenciana en concreto. Siendo Valencia una ciudad y un club con muchas peculiaridades que de alguna manera van unidas. Si pones a gente que no conoce esto a manejar un club pues la probabilidades de éxito las reduces muchísimo.

¿Te apetecería entrar en el Valencia de alguna forma para echar una mano?
Ha habido contactos con el club. Yo quería entrar con unas condiciones en las que ellos no estaban de acuerdo y no hubo ese acercamiento. Si yo tuviera que entrar ellos ya saben lo que quiero. Sería entrar en la parcela deportiva, con un equipo mío, y aportando mi conocimiento.

¿Y por qué no entrenador?
Me falta el UEFA Pro y lo quiero hacer pero sin prisa. En estos momentos en mi vida lo tengo todo muy estructurado, en los diferentes aspectos de mis pasiones. A no ser que llegara un proyecto espectacular, no lo cambiaría en este momento.

Echas de menos ese día a día en el fútbol profesional.
Sí, mucho. Pero ser entrenador no es ser futbolista, volver sería en una función mucho mas intensa que la de un futbolista. Un futbolista llega, juega y poco mas. El entrenador requiere una dedicación continua y conociéndome, sería muy pesado.

Formas parte del equipo de veteranos de la selección española. Dijiste en un su momento que te gustaría una selección de Euskadi para competir de forma oficial…
Lo dije sí…

Hay gente que no entiende que eso sea compatible con que tú hayas defendido los colores de la selección española y sientas ambas camisetas.
Sí, sí, al igual que los catalanes o los gallegos. Por gusto creo obviamente que a cualquier vasco le gustaría ver una selección de Euskadi compitiendo en cualquier competición porque hay potencial, porque hay jugadores y es una ilusión. No debería ser incompatible para jugar contra España. La realidad es otra y la aceptamos y muchos jugadores de la selección que son vascos nos encanta jugar con España y nos encanta defender este país. Insisto en que todo esto no es incompatible. Llegado el  momento en el que hubiese que elegir ya se podrían hacer comentarios al respecto.

“HE PODIDO VOLVER AL VALENCIA PERO EL CLUB NO ACEPTABA LAS CONDICIONES PARA ENTRAR EN LA PARCELA DEPORTIVA" 

 

Lizarazu dijo, en una entrevista a Líbero, que tiene sentimiento vasco por encima de francés o español.
Yo defiendo la realidad, si hubiera una ley que otorgara al País Vasco una selección pues obviamente estaría apoyándola pero la realidad es otra.

De Euskadi, ETA y el conflicto vasco ¿Cómo has visto el proceso de desarme de la banda?
Todo lo que sea buscar y unir en una forma positiva me parece bien. La violencia nunca debe de ser una opción a la hora de solventar los problemas.

Precisamente, un vasco ha vuelto a dirigir a la selección y las sensaciones son buenas. ¿Eres de esa opinión?
La elección de Lopetegui fue la selección natural. Conocía la sub21, las categorías inferiores, ha trabajado con ellas… conoce la casa, todo eso ayuda en esta etapa de transición a que sea una etapa lo menos abrupta posible y lo está demostrando. La elección de los jugadores creo que está siendo la correcta. 

¿Por qué una gran generación como la tuya no ganó ningún título?
Habría que analizar todo, me gusta pensar que todos los que hemos estado antes de 2008 que es cuando se consiguió el primer triunfo, hemos sido partícipes de alguna manera de los éxitos posteriores. Todos hemos jugado con o en contra de los jugadores de la selección y esta selección es el reflejo del fútbol español. Nos debemos sentir parte de ello. Nuestra generación no llegó porque el destino… bueno, un árbitro lo quiso así (risas)… La selección que inició todo, la de Luis, ha sido única, no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional y eso dice mucho del nivel que había. Lo que es cierto es que España siempre ha tenido y tendrá grandes jugadores.

¿Por qué no jugaste en el Athletic Club?
No sé, el destino. No se dio, tenía ganas, es una espina clavada, me hacía mucha ilusión. Nunca hubo una posibilidad real como tal y que yo tuviera conocimiento de ella. Aunque cuando fui a Italia y las cosas no salieron como esperaba, y Andoni Zubizarreta era el director deportivo del Athletic, hubo un acercamiento. Tengo constancia de ello y llegamos a un acuerdo con ellos. Luego fue la Lazio la que lo estropeó todo. Ese fue el único momento real.

Estuviste en un club como La Lazio, vinculado a la extrema derecha en muchas ocasiones ¿Incómodo?
El jugador está al margen. En épocas anteriores y en el presente hay jugadores de color que en teoría chocan con la política de esta gente. El club se ha desmarcado de todo esto pero es un sector grande, importante y que se deja notar pero por mi experiencia no se deja notar en lo que es en el campo.

Middlesbrough fue el final de tu carrera. El ahora seleccionador inglés, Gareth Southgate, era tu entrenador ¿No fue la mejor forma de finalizar no? ¿Por qué no terminar en Estados Unidos o algo similar?
Mi último año no fue agradable allí. No se portaron bien conmigo ni con otros compañeros que también salieron el año anterior. Creo que la forma en la que esperaba salir no fue la mejor y en ese aspecto me decepcionaron. Puse de mi parte para solucionarlo pero ellos nunca lo hicieron de buenas formas. Southgate no fue honesto conmigo ni con otros compañeros.

Inglaterra parece que empieza por fin a tener una gran generación ¿Volverán a ganar con la absoluta?
Hay talento, hay ideas, hay un choque cultural del pasado y del presente. El fútbol ha evolucionado y otras federaciones lo han hecho, como Alemania. Inglaterra necesita eso y está en esa fase de modernización.

Ya que hablas de modernización ¿Cuándo dejará de ser la homosexualidad un tema tabú en el mundo del fútbol?
Es un tema social y cultural y el fútbol se debe adaptar a esto y en Inglaterra por ejemplo se ha creado un departamento de apoyo a los jugadores que lo necesiten… Es algo que tiene que ocurrir. Sobre todo en los deportes de equipo que todavía en muchos aspectos se asocia el deporte al macho, al deporte de hombres… Ahí está el error que culturalmente ocurre en muchos ámbitos laborales. Se tiene que corregir, está claro y que sea lo antes posible.

Lo has vivido desde dentro. ¿Has conocido a algún compañero que te haya confesado su homosexualidad en privado pero que haya tenido miedo a confesarlo?
No, la verdad es que no, pero podría haber pasado.

Están de gira los Planetas con nuevo disco después de muchos años de ausencia. Tocaste en el FIB con ellos… eres DJ, ¿Hacia donde va tu carrera musical?
La idea es seguir pinchando en aquellos momentos, clubes y lugares donde me encaje y donde disfrute. La música es una de las cosas que no pienso dejar. Es un hobbie, mas que otra cosa, con lo cual no me prodigo mucho pero estoy pendiente siempre de donde puede ser el siguiente momento de pinchar.

¿Vas a volver a hacer aparición estelar en un escenario con Los Planetas?
No, al igual que el verano pasado surgió de la nada tocar con ellos y fue todo improvisado. De hecho, se cuajó todo el día anterior. Fue comiendo una paella el día anterior que hizo mi hermano…

Fue una paella valenciana bien, ¿No? ¿Tu subida al escenario no se cuajó pues con un arroz con cosas sino con un arroz de verdad?
Sí, sí, sin duda. Todo surgió ahí el día antes, me llamaron para decirme que llegaban. Estuvimos en mi casa y Jota me dijo: “Bueno, mañana tocas con nosotros, ¿No?” Y digo: “¿Cómo?” Y me dice Jota: “Sí, sí, que sabemos que tocas la guitarra…”. Dije que sí, que la tocaba… “Pues vienes, tocas, coges el micrófono…”. Le dije que eso no era tan sencillo, hacía años que no tocaba la guitarra, tendría que quitarle las telarañas.  Y me dicen: “Te vienes al ensayo por la mañana, ves como te sientes y lo vemos”. Y yo dije: “Bueno venga va, eso sí”. Parecían contentos.

Hiciste el paripé…
No (risas), eso es lo que le dije al de sonido. Obviamente si algo no va, tu apagas y tal. Lo que no voy a hacer es subir al escenario para el paripé. En el ensayo le di un poco y bien. Me fui a mi casa y hasta que fue el concierto me dejé los dedos ensayando. Sabiendo que únicamente iba a tocar esta canción y allí estuve todo el día pin pan pin pan… Entonces cuando llegué al concierto, toqué la canción. Mejor o peor en términos de calidad, nadie lo podrá decir porque se camufló en la nube sonora que había en ese momento. Pero la verdad es que tocar la guitarra, la toqué.

¿Te gusta el nuevo disco?
Suena a lo que eran Planetas… Han dejado mas el tema flamenco y yo no soy muy fan del flamenco pero a mí por lo que he oído me gusta. Tiro mas para el estilo de Aretha Franklin y esa vertiente. Empiezo en la escena americana, Lou Reed, Velvet, The Doors y a partir de ahí todo lo que quieras, todo lo que sean guitarras e instrumentos… Sonido Motown, folk, rock

¿Por qué tanto Reggaetón en el fútbol? ¿Qué puedes hacer ante esto?
Me temo que nada (risas). Si pudiera hacer algo lo haría no creas que no…

¿Y los futbolistas ingleses que gustos musicales tienen?
Los ingleses tienen una cultura musical que nos pega mil vueltas. Escuchan mucho rap, soul de hoy no el de los 60, 70. Pero sí es cierto que son capaces de llevar Artic Monkeys o Eminem. Tienen un bagaje muy amplio y que abarca todo tipo de estilos pero obviamente el reggaetón ahí no entra.

¿Algún compañero en concreto con buen gusto?
En Inglaterra había varios que tenían buena música, sobre todo los ingleses, nos la intercambiábamos entre nosotros…. Ellos iban a conciertos.

Te han catalogado como ‘futbolista indie’ ¿Qué es eso?
No lo sé, no tengo ni idea, me lo preguntaron hace poco. Soy una persona que jugaba al fútbol con ciertas inquietudes y ya está. Nada más.

*entrevista publicada en nuestro número 22.