De la vejiga al chip, la evolución de la pelota

Recorrido por las innovaciones tecnológicas incorporadas cada mundial al protagonista del fútbol, el balón. De los cueros irregulares de 1930 a los paneles sellados del actual balón Telstar 18.

*Texto José M. López Nicolás.- El progreso científico y tecnológico ha revolucionado el mundo del fútbol. El uso de modernas tecnologías para resolver jugadas polémicas y el empleo de innovadores materiales en el diseño de camisetas o botas está cambiando el deporte rey. Sin embargo, si hemos de elegir un objeto donde la evolución es contínua ese es, sin lugar a dudas, el balón. Los balones de fútbol actuales tienen tres componentes principales: la cubierta (responsable de proteger el balón y de que no absorba mucha agua), el revestimiento (destinado a mejorar la fuerza y el rebote de la bola) y la cámara de aire.

Los primeros balones de fútbol botaban mal, eran incontrolables, pesaban mucho, absorbían agua y el tiento o cordón de cuero que se utilizaba para cerrar la boca de la pelota dañaba a los futbolistas.

Sin embargo, los materiales con los que se fabrican estos tres componentes y la tecnología empleada en su elaboración han sufrido un profundo cambio desde hace más de un siglo. Los primeros balones de fútbol botaban mal, eran incontrolables, pesaban mucho, absorbían agua y el tiento o cordón de cuero que se utilizaba para cerrar la boca de la pelota dañaba a los futbolistas. La ciencia tenía mucho trabajo. Con un balón tan defectuoso (aunque algo perfeccionado y con vejiga en su interior) se jugó el Mundial de Uruguay en 1930.

Se bautizó con el nombre de Tmodel. Uno muy similar se usó en Italia 1934 (Federale 102). Cuatro años más tarde, en Francia 1938, se empleó el Allen donde la vejiga fue reemplazada por una válvula para facilitar su inflado. Los siguientes mundiales se jugaron con pelotas muy parecidas hasta que en el Mundial de Chile de 1962 se usó el Mr. Crack, un balón con forma esférica regular gracias a aumentar el número de caras a 18. La primera gran revolución en el balón de los mundiales fue en México 1970. Por primera vez se jugó con una pelota de cuero con 32 caras poligonales cosidas a mano y que recibió el nombre de Telstar. Al ser la primer Copa del Mundo televisada, su diseño en blanco y negro se hizo pensando en optimizar su visionado por TV.**

*Líbero 25 en kioskos desde el lunes 18 de junio.
Para suscriptores: Van de camino. Suscríbete aquí: https://revistalibero.com/pages/suscripciones
Disponible en Apple Store y Google Play y en librerías en casi todas las capitales españolas. Busca aquí la más cercana: https://revistalibero.com/blogs/contenidos/donde-encontrar-el-nuevo-numero-de-libero

**Artículo completo en Líbero 25