Luis Suárez: «Cuando recibí el Balón de Oro no hubo ni una portada»

Cristiano Ronaldo acaba de recibir el Balón de Oro en una nueva gala más cercana a la alfombra roja de Hollywood que al césped de un campo. Luis Suárez, el único español reconocido con este galardón, analizaba en nuestro número dos lo que han cambiado los tiempos.

*Javi Gómez.- El fútbol también fue un deporte en el que los jugadores no se lesionaban, los partidos no se retransmitían por televisión y los jugadores no ensayaban poses ante el espejo imaginando recibir el Balón de Oro. A ese otro balompié jugó Luis Suárez. A sus 82 años, con una memoria tan milimétrica como sus pases a Jair y Mazzola, desgrana sin parar anécdotas del Calcio sesentero. Al arquitecto del mejor Inter de la Historia le cuesta entender cierta deriva comercial del fútbol actual. Como la montada en torno al Balón de Oro, ése santo grial que a él le entregaron en 1960. Le preguntamos por las portadas del día siguiente y, sorpresa, por primera vez dice “no me acuerdo”, pero justificado: “No me acuerdo porque no me dedicaron ni una. Era el principio del premio y durante el año no se hablaba del tema. El vicedirector de France Football, revista que lo organizaba, vino al Camp Nou, me lo dio antes de un partido y se acabó. Nada más. Ni antes, ni durante, ni después.

Ni gala, ni premio en metálico…

Nada, nada. Por eso no hubo ni una portada. Una entrevista en France Football. Lo único.

¿Ningún compañero se puso celoso?
Qué va. Nada que ver con lo ocurrido en los últimos años, donde se mezclan muchas cosas: lo comercial, lo publicitario… ya no es sólo un premio futbolístico. Cuando se
lo dieron a Figo, el Madrid invitó a todos los ganadores. En el homenaje, Alfredo Di Stéfano, que había ganado dos, me dijo: “Psst, gallego, nosotros parece que nunca ganamos nada”. Se refería a que en nuestra época no se organizaban saraos
semejantes.

El año en que usted gana, Lev Yashin fue el quinto más votado. Luego fue el primer y único portero en conseguirlo. ¿Se reconocía más antes a los guardametas?
No. Se seguía votando más a los jugadores de ataque. Pero lo de Yashin tiene su explicación. Los futbolistas rusos entonces eran mitos. No salían de su país, salvo cuando participaban en partidos de selecciones o europeos. Oías hablar de ellos como si fueran extraterrestres. Él era un gran portero, pero yo creo que premiaron también al personaje, siempre vestido de negro. Se lo dieron más al mito que al jugador. A Yashin le
vi mucho jugar. Pero también a Iríbar y el Chopo era mejor portero.

*entrevista completa en nuestro número dos.