Contenidos

Aquí yacen dragones

Aquí yacen dragones

El músico y compositor de canciones Guille Galván compara el derribo del Estadio Vicente Calderón con el de los estudios de Tres Cantos donde comenzó Vetusta Morla. Un vuelco cardiaco que merece paliativos.
Esperan más aeropuertos

Esperan más aeropuertos

Quién no ha tirado un caño y ha sentido en su cabeza una melodía brasileña que decía: “Obá, obá, obá”. El escritor Javier Aznar nos recuerda que la mejor selección de siempre, era la Brasil del aeropuerto, la del anuncio de Nike.
Trauma infantil

Trauma infantil

El Real Madrid de John Toshack pasó por Castalia un mal trago en la temporada de los récords. El galés lo recuerda. Y el niño Enrique Ballester, que ese día debutaba como espectador, también.
El carisma

El carisma

¿Qué hace de Cantona, Best, Gattuso, Van Basten, Matthaus, Zico, Platini o Le Tissier tipos memorables? Lo mismo que a la inversa emparenta a Messi y Aznar.
El torero

El torero

¿Qué puede estar pasando en la vida de alguien para que decida pasar los fines de semana quemando rueda y autoestima en campos de arena? El músico de Vetusta Morla Guille Galván relata sus recuerdos de un árbitro peculiar.
Aduriz, el referente

Aduriz, el referente

En 2016 decía en una entrevista en Líbero: "Mi favorito es Aduriz. Esta temporada está imperial". Por tanto no habia mejor firma para el perfil del delantero que la de un socio del Athletic Club desde niño que admiró a Dani y ahora rinde homenaje al último ídolo de Bilbao.
Infieles

Infieles

En Uruguay, que un hijo contradiga la tradición familiar y elija ser hincha del rival histórico del equipo de su padre, no es habitual. Y cuando ocurre adquiere tintes de tragedia griega e invita a la reflexión freudiana de bar.
¿Recuerdas aquella noche, José?

¿Recuerdas aquella noche, José?

El escritor Javier Aznar escribe a José Mourinho una carta plagada de nostalgia de un personaje que para el autor llevó al Real Madrid ‘carisma, competitividad y un punto de locura’.
El campus de verano

El campus de verano

El periodista Enrique Ballester recuerda cuando sus padres le apuntaron a un campus de fútbol en vacaciones. El contacto telefónico con el exterior lo aprovechaba para enterarse de los fichajes estivales.